4 pasos que tendrás que hacer para cambiar tu vida

cambiar-tu-vida
Cambiar tu vida
«Solo yo puedo cambiar mi vida. Nadie puede hacerlo por mi» Carol Burnett

Nunca es tarde para cambiar tu estilo de vida.

Todo cambio por más grande o pequeño comienza con un sueño. Un sueño de una vida mejor o no estar conforme con la vida que estas llevando.

Pero simplemente con soñar no alcanza sino todos o casi todos estaríamos viviendo la vida que realmente nos gustaría.

Si realmente quieres realizar un cambio en tu vida, necesitas de estos cuatro componentes:

  • Cambia tu mente para cambiar tu vida
  • Tomar la desición de que es el momento de dar un cambio a tu vda
  • Pagar el precio que sea necesario para convertirte en tu mejor versión

Hay 4 pasos que descubrí en tantos años en lo que intentado hacer cambios significativos en la vida. Cada uno de estos pasos es inútil sin el resto, diría más estos pasos indispensables a la hora de realizar los cambios que  he implementado en mi vida.

Paso 1 – Cambia tu mente para cambiar tu vida

Los gurús del desarrollo personal nos han mentido todo el tiempo. Comenzar a cambiar tu vida no es fácil ni rápido. 


Convierte ese pensamiento recurrente – Quiero cambiar mi vida – en un deseo ardiente

Hay que convertir ese sueño en un deseo ardiente para poder comenzar a hacerlo realidad. Y para eso es bien importante preguntarte, ¿Cuál es motivo para realizar este cambio?

En mi caso, fue muy simple no quería seguir con mi vida de ese manera, si continuaba mi único destino era una tumba. Espero que tu situación no sea la misma.

Hay personas que las tendrá más o menos difícil.

Quizás tu eres un ingeniero super exitoso y tu cambio de vida radica en ser super exitoso en otro ámbito, así que tendrás que re-inventarte.

Una vez tengas definido el motivo para cambiar tu vida. Párate un momento observas a los niños, ellos si saben cómo convertir un simple deseo en un deseo ardiente.

Cuando quieren un dulce te lo harán saber, y no pararan de intentar hasta conseguirlo.

Manifiestan su deseo de la manera que sea. Incluso pueden llegar a llorar desconsoladamente si no lo obtienen.

Por eso conviértete en un niño. No te digo que te pongas a hacer berrinches en el pasillo del supermercado, sino que imites a estos pequeños que no tienen problema en hacerle saber a los demás que es lo que quieres.

Hace un poco más de un mes fui papá y te puedo asegurar que este bebé sabe bien de lo que estoy hablando.

Cuando tiene ganas de comer no se anda con vueltas, él se asegura que los que estén en la habitación se den por enterados que necesita alimentarse.

Paso 2 – Toma la decisión de que cambiar tu vida se volverá tu nueva realidad

Constantemente estas tomando decisiones, y son esas decisiones las que te han llevado hasta el lugar donde estas hoy. Te guste o no.

Cada vez que tomas una decisión estas renunciando a otras, por eso es bien importante plantearte si es cambio que quieres realizar es realmente lo que deseas de corazón.

No basta con creer que ese cambio te vendría bien, porque es lo que te dicen tus padres, familiares  o porque has leído que está buenísimo empezar un nuevo negocio y ser completamente libre e independiente.

En definitiva, deja de seguir los sueños de los demás y comienza a perseguir los tuyos.

Para identificar que ese cambio es lo que realmente quieres, viene bien preguntarse si ese sueño es realmente tuyo. De no ser así, ni te molestes en intentarlo.

Estarás perdiendo el tiempo, porque más adelante te encontrarás en la misma situación de incomodidad que estas ahora.

Por eso es, pide consejos a personas que ya estuvieron en el lugar donde quieres estar o si puedes, ve probando a ver que se siente ese cambio.

No vaya a ser que te tires a la piscina y este vacía. A nadie le gustan las piscinas vacías.

Realmente importa poco quien eres o en qué situación estas ahora mismo.

Si alguien más pudo conseguirlo, vos también tenes el potencial para hacerlo.

Lo único importantes es que si decides cambiar tu vida, sea porque tu es lo que realmente quieres.

No es cuestión de decirte, está bien voy a intentarlo, sino que estés dispuesto a dar todo por realizar ese cambio.

Solamente te lleva un segundo tomar un decisión, pero puede cambiarte por completo.

Decide hoy mismo convertir ese deseo de cambio en una realidad. Solo de ti depende.

Ningún vídeo motivacional que mires, ningún amigo, familiar o blog (Incluso este) que leas por más inspirador que sea va a venir cambiarte la vida.

Paso 3 – Determina pagar el precio de cambiar de vida

Hay decisiones que cambian de vida por completo.

y el pagar el precio Así como al comprar algo tienes que pagar por ello, lo mismo ocurre cuando quieres realizar un cambio significativo en tu vida.

Tendrás que estar dispuesto a abandonar aquello que no te sirve para esa nueva vida.

Por para que diseñar la vida que deseas tendrás que abandonar aquellas cosas que no te dejan avanzar.

Habrá cosas que te estorbaran, cosas que sobrarán y que incluso te harán el camino mucho más difícil.

El pagar el precio es la diferencia entre los que sueñan con cambiar y los que verdaderamente cambian sus vidas.

Muchas veces tendrás que dejar atrás amigos y familiares. Abandonar tu ciudad o incluso tu país.

Soltar creencias que te mantienen estancado hace años.

Al determinar pagar el precio de ese cambio de vida, descubrirás que el precio es más alto que el que creías.

Algunos precios que tendrás que pagar son:

  • Enfrentar la crítica de los demás
  • Afrontar tus miedos
  • Trabajar duro

Habrá precios que no estarás dispuesto a pagar. Si por realizar ese cambio pones en juego tu familia o tu salud. Piénsalo bien.

No todos será color de rosa. Te será muy difícil realizar ese cambio de vida que deseas sino estas dispuesto a paga el precio.

Paso 4 – Desarrolla la autodisciplina necesaria si realmente quieres cambiar de vida

No importa bien el cambio que deseas realizar en la vida, puede ser dejar de fumar, empezar a comer más saludable o dedicarte a lo que verdaderamente te gusta.

Para materializarlos vas a tener que ir más allá de donde has estado y hacer cosas que nunca hiciste.

Va a haber una parte de ti que realmente quiere el cambio, pero por otro lado estará esa otra parte que prefiere quedarse sentado sin hacer nada.

Recuerda, hay una parte de ti que no quiere la autodisciplina, no le gusta e incluso la desprecia.

La clave es reconocer y tratar con esa parte de ti que se resiste.

Cuando comiences a realizar ese cambio, notarás que tu mente subconsciente va a ponerte trabas e intentar usar sus herramientas en tu contra.

Aparecerán los miedos que intentaran sabotear tu intención.

A veces una parte de ti (tus emociones) te tiraran para un lado mientras otra parte (tu intelecto) intenta dirigirnos hacia el lado opuesto.

Ciertamente, la disciplina no está bien vista.

Normalmente nos hacemos la imagen de un serio militar con gafas oscuras diciéndonos que hagamos 100 lagartijas.

Durante toda nuestra vida fuimos sometidos a la disciplina de diferentes figuras de poder, padres, familiar, profesores, jefes, etc.

Casi que resultaba fácil este tipo de disciplina a menos que fueras un pequeño rebelde que no tenía muchas pulgas con esas personas que creían saberlas todas. (yop)

Como pasamos gran parte de nuestras vidas disciplinados por otros, cuando nos toca hacer frente a un cambio del que somos 100% responsables, nos cuesta encontrar esa disciplina.

Atrevete a cambiar tu vida

El último paso, pero por eso no mesnos importante es animarse a cambiar

En definitiva, cuando se trata de cambiar tu vida, hay que tener en cuenta lo siguiente:

Ese gran cambio en tu vida no va ser cosa de un día o una semana. Vas a tener que trabajar mucho si realmente quieres una vida diferente.

y para ayudarte en ese proceso te invito a descubrir libros para cambiar tu vida

Cuéntame, ¿Cual es ese gran cambio que llevas tiempo deseando?

Imágen: Colina (Unsplash)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.