Cómo comenzar en el minimalismo: Camino al SER consciente

Cómo comenzar en el minimalismo
Cómo comenzar en el minimalismo: Camino al SER consciente
Cómo comenzar en el minimalismo: Camino al SER consciente

Si en algún momento te has hecho la siguiente pregunta: Cómo comenzar en el minimalismo? sigue leyendo…

que tu vida debería ser más simple o buscaste sobre como ordenar la casa es muy probable que te hayas topado con artículos sobre minimalismo.

En el último tiempo muchas personas estan optando un estilo de vida minimalista, es más se ha vuelto muy popular llevar una vida minimalista, sin embargo aún hay muchas dudas sobre que sigrnifica el minimalismo personal. Por ese motivo he decido escribir este artículo en donde voy a intentar explicar como puedes empezar en todo esto.

Puede que seas nuevo en esto del minimalismo, si es así. Siéntete como en tu casa.

Incluso puede que tengas un poco de experiencia en èl,

Si quieres ver técnicas o tips, vas a encontrar decenas de páginas de minimalistas de verdad, de esos que viajan con una mochila y sus pertenencias caben en una mochila de 3 litros o menos.

Este artículo no se trata de los últimos tips para aplicar el libro la Magia del Orden o una reseña de la serie de Marie Kondo de Netflix, este en cambio se trata de mi propia visión del minimalismo y de cómo descubrir y vivir tu propósito viviendo una vida simple.

No soy partidario de las recetas mágicas ni de los consejos fast.

Por eso mismo, comparto contigo el manual ultra mega definitivo para comenzar en el minimalismo. O como me gusta llamarle a mi. “Algunos puntos sobre como inciarte minimalismo como estilo de vida.”

Ser consciente

Una de las principales tareas que tenemos como seres minimalistas o seres esenciales, es reconocernos que estamos en constante búsqueda.

Necesitamos ser conscientes.

  • Ser conscientes que tenemos más cosas de las que necesitamos
  • Ser conscientes que esas cosas tienen o tenían una intención positiva
  • Ser conscientes que cuanto más despiertos creemos estar, más dormidos nos encontramos
  • Ser conscientes que tenemos más vínculos que los que necesitamos y podemos cuidar
  • Ser consciente del daño que le estamos haciendo al planeta con nuestros hábitos de consumo.
  • Ser conscientes que no nos alcanzan los sábado por la noche de todo el año para juntarnos con las personas a las cuales les prometimos tomarnos algo
  • Ser conscientes que cuando nos toque morir, nuestra sola presencia habrá dejado un montaña de basura.
  • Ser conscientes que creer que tener una agenda apretada nos da status frente a otros.
  • Ser consciente que fuimos adoctrinados que decir “estoy en una reunión”, “esta semana no puedo”, “es que no tengo tiempo” nos da cierto halo de importancia.
  • Ser conscientes que somos seres paradigmáticos, que llegamos al día de hoy casi sin cuestionarnos nada (Salvo contadas excepciones)
  • Ser conscientes que durante muchos años no tuvimos la decisión sobre que entraba a nuestra mente, pero ahora si. Y que ahora tenemos la capacidad de decidir. (Nuestra única libertad)

Luego de este paso imprescindible y agotador.

Ya estás preparado para convertirte en ese SER el cual necesitarás ser para poder enfocarte en las cosas que realmente quieres SER.

El minimalismo no un fin

Personalmente creo que el minimalismo no es un fin en sí, Sino un camino para encontrarnos con nosotros mismos.

El proceso de convertirte en minimalista no se basa únicamente en descubrir cómo eliminar de tu vida las cosas u objetos que te rodean.

Sino en vivir…

  • Con más sentido
  • Más conectado contigo, el universo y la naturaleza,
  • Con menos preocupaciones innecesarias

En fin, vivir una vida más simple.

Ahora te dejo con unos consejos algo más prácticos para empezar en el minimalismo sin volverte loco en el intento.

Comienza a eliminar los objetos duplicados.

Cómo siempre es más sencillo comenzar por las cosas materiales que con las relaciones… aunque desconozco tu caso. Porque hay personas que más vale perderlas que encontrarlas.

Como fan de las cosas simples es bueno empezar por lo más fácil

Uno de los pasos más fáciles que puedes hacer es eliminar los objetos que tengas duplicados, ya que ahí no tendrás la excusa de que algún día los vas a necesitar pues ya tienes otro.

En mi caso, comencé a recorrer mentalmente mis pertenencias descubrí que tenía varias lapiceras. Pensé, si tengo solo 2 manos y solamente con una se escribir para qué necesito tener 8 lapiceras, y en un chasquido había reducido 7 objetos de mi vida.

Por un momento fuí tan feliz. Estaba más cerca de encontrarme 🙂

Haz del minimalismo un juego

Una de las cosas más divertidas que puedes hacer para comenzar en el minimalismo es recorrer la casa tirando cosas que ya no sirven. Todos tenemos artefactos que ya no sirven.

Para eso lo que te recomiendo es que tomes una bolsa, pongas tu música favorita y comiences a recorrer la casa cuál inspector de objetos rotos.

El minimalismo puede llegar a ser divertido si te lo propones.

Cuando veas la cantidad de cosas rotas que guardas, y la cantidad de objetos repetidos que tienes por cada rincón de tu casa te acordarás de mi 🙂

Lo menos que puedes hacer es reirte. y preguntarte ¿Para qué mierd…. guarde esto durante 7 años?

Con los días practicando esta simple técnica te volverás más experto en identificar esas cosas que ya no sirven y afinarás tu intuición.

Haz un inventario de tus posesiones

Otra técnica que me ha servido mucho es hacer un inventario de las cosas, si bien en no es sencillo hacer un listado de todas tus cosas, creo que es muy útil tener esa lista.

Pues podrás medir tus progresos y asombrarte una vez más de las cantidad de cosas que fuiste acumulando con los años.

El poder de esta lista es enorme pues realmente no tenemos idea de la cantidad de objetos que tenemos en nuestra casa.

Preguntate ¿Cuantos objetos tengo en mi casa?

Es muy loco, pero no conozco a nadie que tenga una idea de la cantidad de cosas que tienen. (Excepto los bloggers minimalistas que las tienen contadas e incluso saben que volumen ocupan)

El solo hecho de revisar tus posesiones te darás cuenta de la cantidad que tienes, el estado en que se encuentran y tu sentimientos hacia ellos.

Se que parece raro decir que tienes sentimientos hacia las cosas, pero aunque he tenido más de una discusión al respecto, creo que es tan válido como tenerle cariño a un familiar por el solo hecho de ser familiar.

Para mi tiene más sentido que una remera te haga feliz porque te la regalo alguien especial, por que te acompaña y abriga, que a la tía pesada que lo único que tienes en común es tu padre o su hermano, que en este caso es lo mismo.

Compra artículos de calidad

Este es un tema bastante crucial para todo minimalista que se precie de tal, y en lo personal es algo que tengo que aprender a gestionar mejor… pues ya estoy más cerca de ser un indigente que del minimalista cool de Instagram.

Cada día que sale el tema con conocidos, recorro mis pertenencias y me doy cuenta que cada prenda que tengo encima son donaciones o regalos de mis amigos y familiares.

Mis compras personales de los últimos años están limitadas a alimentación, formación y 2 remeras que utilizo para hacer activismo por los animales. (Qué quiero más que a mi tía obviamente)

No es necesario ser tan extremista, y convertirte en un indigente minimalista.

El punto aquí es que comiences a pensar cual es el origen del producto que vas a comprar,

  • ¿Quíen lo produce?
  • ¿De que material esta hecho?
  • ¿Cuanto demora en biodegradarse?
  • ¿Qué grado de explotación hay detrás de este producto?

Este simple ejercicio, que al parecer es sobre el producto en sí y sus características es mucho más profundo de lo que te imaginas.

Como consumidores tenemos el poder de decisión de hacia dónde va nuestro dinero, podemos apoyar una gran industria multinacional sin escrupulos o al artesano de tu ciudad que disfruta lo que hace.

Apoyar a una industria que contamina, explota y abusa de humanos y no humanos o a ese emprendimiento vegano que hace la comida más rica del mundo 🙂

Te animo a tomarte tu tiempo y reflexionar sobre lo tus posesiones, acciones y consumo.

Tomate tu tiempo

Esto no es una carrera.

Ya demasiado tenemos con las carreras de la universidad, en donde todos corren detrás de un título que los hará seres exitosos.

Disfruta el proceso, nada ni nadie te corre ni tienes que hacerlo todo en una semana por miedo al efecto rebote u otra alocada teoría.

Aprende a disfrutar del proceso de encontrarte, descubrir aquellos objetos o personas que necesitas dejar ir y recuperar aquellos espacios que necesitas habitar.

Y porque no, frecuentar más esos amigos con los que la pasas bien.

No te conviertas en un predicador

Esto te lo pido de todo corazón, no te conviertas en el pesado que anda por las casas de las personas preguntando y juzgarlas porque tiene más tazas de lo que realmente usan.

Te lo digo por experiencia, yo ya he adoptado ese triste papel.

Y sinceramente no es algo de lo que me sienta orgulloso.

No es nada nuevo, pero predica con el ejemplo. Las personas a tu alrededor se sentirán inspiradas, o no.

Al final, si se inspiran o no depende más de ellas que de tí.

Encuentra inspiración.

Este paso es fundamental, pues generalmente este tipo de travesías uno las realiza solo, y  gracias a internet hoy puedes encontrar otras personas que compartan tus mismos intereses.

El tener una comunidad en donde aprender, compartir tus aprendizajes, avances y algún que otro tropezón en este nuevo mundo es fundamental.

Encuentra tu propio minimalismo

Cómo cada cosa en la vida, uno tiene que encontrar la forma que más lo representa…

No te dejes llevar por el minimalismo que haz leído acá ni por el de otros autores. Reflexiona y cuestiona cada una de las palabras que leas o escuches sobre minimalismo

Por favor, no me creas nada. Ni a mi ni a nadie.

Reflexiona, Investiga, Descubre y descúbrete.

Si has decidido comenzar este viaje para descubrir ese ser esencial que se encuentra en ti.

Recuerda que el viaje hacia lo esencial es en solitario.

Tómatelo con calma y comienza de a poco.

Espero que este artículo te sirva como pretexto para comenzar tu aventura minimalista

Hazlo Simple, tan simple como te sea posible.

Tanto en el minimalismo como en el desarrollo personal la clave es empezar de a poco, hacerlo simple y continuar.

Nota del Autor: Durante esta travesía, hubo momentos en que fue muy frustrante llegar a casa y encontrar todo revuelto como si hubiera pasado una tormenta tropical, tener la cabeza llena de dudas y decenas de actividades pendientes,

No te voy a mentir, no va a ser fácil y rápido, sino todo lo contrario. Pero te aseguro que valdrá el esfuerzo.

Vas a encontrarte con esa parte de vos que no quiere el cambio, que prefiere todo como está, que está cómoda y calentita.

  • Te vas a frustrar porque tu casa no se parece en nada a las de las revistas de decoración.
  • Te vas a enojar contigo mismo pues volviste a comprar impulsivamente.
  • Te vas enojar porque no puedes deshacerte de tus libros o de tu ropa.
  • Vas a estar de mal humor porque sientes que no avanzas.

Pero ahí está el desafío de comenzar a vivir una vida más simple, porque en realidad no se trata de cuantas decenas de objetos poseas sino de los que tengas te hagan feliz si podemos llamarle así.

Coméntame ¿Habías escuchado de minimalismo? ¿Tienes algún consejo que te haya funcionado?

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. #Jerby

    Hola Carlos

    Hay otra derivada del tiempo. Si dedicamos el tiempo suficiente a cada objeto que tenemos, seremos consciente de que no hay tiempo para todos ellos. Así que no queda más remedio que desapegarnos de algunos… nos lo dirán ellos mismos.

    Un abrazo

    1. Totalmente de acuerdo!!

      Cuando nos ponemos a reflexionar del tiempo que dedicamos a cuidar cada uno de nuestros objetos, nos damos cuenta que solamente tenemos 2 opciones.
      La primera es dejar de atender nuestros objetos con las consecuencias que ello trae, desperfectos, frustración de nuestra parte porque no funcionan bien, acumulación de productos obsoletos y un sin fin de etc.

      La segunda, y quizás la más sencilla de todas es como tú dices es desapegarnos de ellos, dando lugar a que entren nuevas cosas y lo mejor de todo liberando nuestro tiempo para realizar acciones que disfrutemos más.

      Nos leemos!!

  2. Carlos de Mello

    Muy interesante el tema, no sabía nada del del minimalismo hasta este momento.

    1. Carlos, gracias por tu comentario!!!

      Te animo a informarte sobre minimalismo, en el blog hay varios artículos relacionados.

      Un abrazo!!!

  3. Yudelkis

    Gracias, me ha servidos todos tus consejos de mucho , y estoy comenzando ahora , muchas veces me digo , no puedo , pero luego busco en mi y continuo , mas El Apollo tu me brindas , espero poder encontrarme y aprender casa vez mas , gracias

    1. Yudelkis,

      Muchas gracias por tus lindas palabras.

      Te mentiría si te dijera que esos pensamientos no pasan por mi cabeza, por suerte cada vez menos.

      Como tú dices, solo se trata de buscar en mi interior y seguir adelante.

      Ya nos encontraremos

      Saludos desde Uruguay
      Carlos

  4. Merisnny

    Excelente escrito. Llevo el minimalismo a mi manera desde hace 3 años. Mis 3, hijos 2 adolecentes y adulto fuera del hogar también. Mi esposo no pero no lucho con eso. Yo predico con el ejemplo y fluyo, lo importante es tener paz. Me gusto mucho lo de las preguntas antes de comprar, lo voy a tomar en cuenta en cada compra. Gracias

    1. Hola Merisnny,

      Sin duda transitar este camino del minimalismo es muy transformador siempre y cuando como tú dices lo hagamos a nuestra manera. Sino se puede volver un poco incomodo. Estoy totalmente convencido que la mejor manera de incentivar a las personas es con nuestro ejemplo.

      Personalmente, me constó comprenderlo pero finalmente logré hacerlo para la tranquilidad de las personas que me rodeaban.

      Un abrazo, nos leemos!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.