Mini Guía: Como salir de la zona de confort facilmente

En este momento estás viendo Mini Guía: Como salir de la zona de confort facilmente
Cómo salir de la zona de confort sin morir en el intento
Cómo salir de la zona de confort sin morir en el intento

Cómo salir de la zona de confort o comodidad es una de las preguntas que más me suelen hacer mis amigos y clientes pensando que tienen que salir de ella a como de lugar.

Sin embargo, no es tan así. Personalmente creo la zona de confort es nuestra mejor amiga y a su vez una de nuestras peores enemigas.

Cada uno de nosotros tenemos actividades, espacios y sobre todo una forma de pensar y sentir que nos resulta cómoda.

Hay que reconocer que estar en la zona de confort o zona de comodidad no suena del todo mal.

¿Quien no quiere estar cómodo y seguro?

El quedarnos en nuestra zona de comodidad nos permitirá vivir cómodo, seguro y sin tener mucho en qué preocuparnos. Eso suena ideal!!

Porque no está nada mal estar cómodo. ¿O si?

Sin embargo, NO todo es color de rosas.

Si bien no es taaan mal, de vez en cuando es preferible que salgas un rato a ver que hay más allá.

Abrir tu mente y probar cosas nuevas te dará una perspectiva diferente de la vida y lograrás más ser consciente del mundo que te rodea.

Porque el estar muchos tiempo cómodos nos limita y frena nuestro crecimiento.

Quizás te encuentres algo lindo y a su vez confortable.

Fuera de tu zona de confort, es donde se encuentran las cosas nuevas, los aprendizajes, las nuevas experiencias, personas maravillosas e incluso puede que encuentres el amor de tu vida (sea cual sea)

Ya eres experto en salir de la zona de confort aunque aún no lo sepas.

Desde que naciste estás constantemente saliendo de tu zona de confort, has estado haciendo tareas distintas, casi a diario y si no a diario semanalmente.

En esta semana seguramente habrás pasado por una calle nueva, habrás hablado con alguien a quien no conocías, ya se en tu trabajo si es que tienes uno o en un evento al que te tocó asistir.

Estos pequeños ejemplos, los vivimos casi a diario y son ellos los que van ampliando nuestra zona de confort.

Salir de tu zona de confort, puede parecerte un reto casi imposible, pero no es culpa tuya.

Muchos expertos nos han hecho creer que tienes que salir disparando y alejarte lo antes posible de tu zona de comodidad y hacer planes de super complicados.

¿Qué es la zona de comodidad?

En pocas palabras es un estado mental en el cual nos encontramos cómodos.

La zona de confort se compone de acciones, lugares, no acciones y sobretodo es un estado mental en que estas habitualmente.

Ya habrás escuchado de la famosa zona de confort, (Estarás pensando otro tipo más hablando de la zona de confort) ya me tienen harto estos seudo-expertos hablando siempre de los mismos y trillados asuntos)

Pero, no temas.

Soy un tipo como tú, con mis miedos, errores,  limitaciones y algún que otro acierto.

Volviendo al tema.

Últimamente todo el mundo está hablando de la zona de confort, parece que con cada persona con la que hablas en tu día a día sabe sobre ella. (Sino préstale atención a tus conversaciones cotidianas)

Hasta la persona que menos te lo esperas sale diciendo cosas sobre ella.

Y para colmo de males, es como si fuera la chica mala del barrio, esa que cuando éramos adolescentes llevaba tatuajes y fumaba en el baño del liceo.

Pero no es tan mala. Nadie murió por permanecer en ella.

Creerme ella está para protegerte.

Estarás pensando que todo lo que acabas de leer ya los sabes y montón de cosas más, incluso estarás a punto de abandonar la lectura de este artículo.

Pero, prométeme y prométete llegar hasta el final.

¿Te cuento una cosa?

Salir de zona de confort no va a requerir reinventarte (otra palabra de moda) y convertirte en alguien que no eres,  sino comprometerte en ir un poco más allá de lo que estás yendo hasta ahora.

Es todo un proceso y cómo todo proceso lleva su tiempo.

Tienes que ir paso a paso para ir abandonado de a poco tu zona comodidad.

Las ideas que voy a compartir contigo, son prácticas y sencillas que no te llevarán más de 10 minutos al día y te permitirán ir ampliando tu zona de confort.

¿Quien no tiene 10 minutos al día?

¿Cómo darte cuenta que estas atrapado en la zona de confort?

Antes de decidir abandonar tu zona de confort es conveniente descubrir si te encuentra en ella de manera constante.

Como te contaba anteriormente, fuiste diseñado vaya a saber por quién para salir de la zona de confort.

Aún sin leer ningún artículo como este, mirar un post de facebook o incluso sin ver ningún video de Youtuber supeeer motivacional del experto de moda que parece un robot hablando.

Sin embargo con el pasar del tiempo cada vez intentamos menos cosas nuevas y cuando nos das cuenta te sientes atrapados.

Lo que antes resultaba cómodo, ahora no lo es tanto.

Nos convertimos en bichos raros que hacemos las mismas cosas años tras año:

Por ese motivo déjame presentarte algunas señales que te indicarán que te encuentras muy cómodo:

  • Hace ya varios años que no aprendes nada nuevo. El solo hecho de aprender algo distinto a tu profesión hace que te empiecen a sudar las manos.
  • En tu biblioteca siempre encuentras los mismos géneros, incluso no le das la oportunidad a leer nuevos autores.
  • Te has convertido en un ser rutinario, tan rutinario que muchas veces te pareces a Sheldon, cuando visitas a un familiar te sientas en el mismo lugar cada almuerzo, tus muebles están hace años en la misma posición.
  • Desde hace años comes las mismas comidas, mes tras mes años tras años los mismo ingredientes, mismas recetas y sabores.
  • Eres reacio a nuevas ideas, porque estas no van contigo. Eres así y listo te repites, convenciéndote aún más.
  • Escuchas la misma música en youtube. Te quedas en blanco cuando te piden que busques algo para escuchar. Tus dedos quedan flotando en el aire y tu mente en solamente puede pensar en una sola cosa. La misma banda, la misma canción. Literalmente un disco rayado.

Si alguna de estas señales te acompaña en tu día, es hora que empieces a pensar en salir de tu zona de confort conscientemente.

Aquí te presento algunas de las acciones que yo mismo he tomado para salir de la zona de confort sin morir en el intento.

Principales razones para salir salir de tu zona de confort y nunca más volver

He aquí algunas de las razones porque es conveniente que empieces a abandonar aunque sea de a poco tu zona de comodidad.

Este listado no es el definitivo, ni intenta serlo. Tu tendrás tu razones y yo las mías.

  • Formarás nuevas creencias
  • Sabrás gestionar mejor tus miedos.
  • Encontraras nuevas oportunidades
  • Harás nuevas relaciones
  • Mejoraras y aprenderás nuevas habilidades
  • Se expandirá tu mente y con ello tu manera de ver el mundo

Tu zona de confort es virtual, te la has creado para estar a salvo vaya a uno a saber de quien o de que.

Pero déjame decirte que la seguridad no es parte de la vida.

¿Cómo salir de la zona de confort sin morir en el intento?

Salir de tu zona de confort no es una misión imposible. Al contrario, es posible si sabes cuales son los pasos que tienes que dar.

Te cuento un poco de mi historia…

Hace muy poco tiempo aprendí a nadar, algo que tenía pendiente hace ya bastante tiempo.

En mi proceso de aprendizajes fui consultando a diferentes personas sobre sus consejos a la hora de aprender a nadar.

En una charla con un compañero que ya sabía nadar me dio lo que él consideraba la clave para aprender a nadar «tirarse al agua de una»

Para muchas personas, esa fue la solución – me dijo

Claro que sí que no resulta hay unos sujetos que se hacen llamar guardavidas que están dispuestos a mojarse para que no te ahogues delante de ellos.

Siguiendo con este ejemplo, uno de los miedos que compartimos la gran mayoría de la gente es hablar en público.

Tirarte a la piscina significa hablar delante de 200 desconocidos, cuando por lo común te da pánico pedirle al mozo que se acerque a cobrarte.

En cambio, ¿Que tal si primero empiezas con una charla para tus amigos?

Mucho más fácil cierto.

Por eso el título de este artículo, si bien es muy difícil morir al salir de tu zona de comodidad, es probable que si te tiras así sin más y te va mal.

Te cueste embarcar ese viaje nuevamente.

El mayor riesgo es que si intentamos algo que actualmente está fuera de nuestro alcance es muy probable que sigamos de largo y terminemos en nuestra zona de pánico. (Algo que no te recomiendo)

Ahora que ya sabes que es la zona de confort, su lado positivo y el negativo de quedarte en ella para siempre.

Quizás te pica el bichito de comenzar a salir de tu zona cómoda,

Pero, cómo cuando entra al mar, muchas veces es mejor hacerlo de a poco.

Sin la necesidad de tirarse al agua así sin más, a veces es mejor un pasito a la vez.

Por ese motivo, y por que creo que los grandes cambios empiezan por algo pequeño.

Hoy voy a compartir contigo ideas y estrategias para que salgas de tu zona de confort de una vez por todas.

Con estás idea no va a tener que hacer cosas ridículas, como caminar de cabeza durante tantos minutos o vestirte de una manera en particular, ni tampoco las típicas recomendaciones de otros blog en donde te aconsejan comerte un cucarachas y cosas por el estilo.

Todos estos consejos sin duda te harán salir de tu zona de comodidad pero prefiero las cosas simples.

Te podría sugerir ir al supermercado desnudo pero no podría garantizarte que no tengas problemas con la ley.

Pero prefiero compartir contigo mis experiencias saliendo de mi mega-zona de confort que me permitió pasar de ser un junkie a ser dueño de mi propia vida.

Cada una de estas estrategias harán que salgas de la zona de confort, además de practicar otras habilidades que te van a servir para continuar tu proceso de mejora continua.

Aquí vamos:

  • Saluda en el ascensor, verás la cara de desconcierto de los demás.
  • Pide algo distinto cuando llames al delivery o cuando vayas a un bar. No tiene que ser muy distinto, simplemente tiene que haber un cambio por más pequeño que sea.
  • Si te gusta cocinar, aprende una receta nueva, practicarla varias veces y tendrás una nueva rica y deliciosa receta. Algo que nunca está demás.
  • Ir a teatro, si es que nunca fuiste. Te recomiendo que te sientes en primera fila para disfrutar de los actores en escena. Es algo único.
  • Anotarse en un coro de adultos mayores, conocerás gente diferente a la que estás acostumbrado
  • Aunque no estés buscando trabajo, ve a entrevistas de trabajo solamente para practicar tus habilidades sociales.
  • Saluda a alguien en la calle. Simplemente di HOLA.
  • ¿Hace cuánto que no le pides la hora a un desconocido? Desde que todos tenemos un reloj en el bolsillo preguntar la hora es al menor raro. Pregunta la hora a un desconocido.
  • En tu ciudad es muy probable que haya eventos gratis de la temática que se te ocurra, prueba ir a uno de ellos. Si desconoces de que se trata mejor. En esta búsqueda encontré algo llamado Vital Dance. Te lo recomiendo.
  • Llama a un call center y dile al chico que te atiende que solamente lo llamas para desearle muy feliz día. Te aseguro que te alegrarás el día y tendrá algo para contar a sus amigos.Los días que ando medio bajón, siempre hago una llamada de este estilo y mi energía cambia para el resto del día. Te dejo mi pequeño script para que lo puedas copiar y/o modificar a tu antojo.

    Hola, (nombre del chico o la chica, generalmente suelen decir su nombre cuando te atienden)
    Mi nombre es (Tu nombre), llamaba para desearte feliz día y decirte que haces un trabajo maravilloso.Te aseguro que no ha recibido una llamada así en su vida y sin duda le hará su día más llevadero. No trabaje nunca en un call-center pero se por conocidos que no es de los mejores trabajos.
  • Anótate en un curso de baile. Hay montones de estilos, encuentra el tuyo y disfruta.
  • Llamar a un amigo al que solo te comunicas por whatapp, será más caro pero notarás la diferencia.
  • Escuchar música diferente. Te sorprenderás la cantidad de música que hay en internet y generalmente terminamos poniendo los mismos 5 temas de mierda.Te dejo mi sistema para encontrar música diferente:
    Me gusta pensar en un género musical y le agrego un país. Haz el intento. Por ejemplo genero + pais >  rock + cuba.
  • Si estás asistiendo a un curso, intenta cambiar el lugar en donde te sientas habitualmente.
  • Te sentirás incomodo y si lo haces durante varios días tus compañeros no entenderán nada. Ve un paso más allá y propone que todos cambien de lugar.

Como habrás visto esta ideas son fáciles de practicar en tu día a día. No necesitarás de mucho tiempo y podrás ver los resultado antes de lo que te imaginas.

Con el tiempo puedes comenzar a hacer modificaciones a estas estrategias o inventar las tuyas propias.

Ahora te toca a ti.

¿Qué estrategias se te ocurren para salir de la zona de confort?

Imagen: Explorador (Unplash)

Esta entrada tiene 12 comentarios

  1. Buenísimo Carlos y estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Plantearse salir de la zona de confort y querer irte al extremo opuesto es demasiado intimidante y nos da miedo, pero plantearse pequeños cambios está al alcance de cualquiera. Solo estos pequeños cambios ya nos abrirá la mente a seguir buscando más y esto nos ampliará enormemente nuestros horizontes.
    Ahí fuera hay un mundo maravilloso esperándonos, solo que a veces nosotros nos empeñamos en mirar para otro lado.
    Desde aquí animo a todos tus lectores a darse la oportunidad de probar cosas nuevas, ampliar sus horizontes y como bien dices, salir de la zona de confort, solo un poco. Estoy casi seguro de que descubrirán un mundo ahí fuera que ya no querrán dejar de explorar.

    Un fuerte abrazo.

    1. Carlos

      Javier,

      Ahora que leo tu comentario, me acabo de dar cuenta que este artículo resume bastante bien la esencia de este pequeño blog, basado en pequeños pasos que como dices tú están al alcance de cualquiera. Estos pequeños pasos nos abren las puertas a mundos inexplorados (al menos para nosotros)

      También, me ha parecido muy motivador tu comentario, sobre todo cuando nos invitas a salir al mundo a descubrir nuevos horizontes.

      Muchas gracias por tu comentario

      Aquel abrazo!

  2. Pablo

    Sencillamente Sublime!

  3. Jose Luis Aguilar

    Muy buen post, super recomendable.

    1. Carlos

      Muchas gracias Jose Luis!

      Me alegra que te haya gustado!!
      Un Abrazo!!

  4. Eugenia

    Como para arrancar… no me considero una persona que me quede dentro de mi zona de confort. No por lo menos en algunos aspectos…
    Creo que la razón fundamental (de no salir de ella) es el miedo al cambio, o más bien, a no poder volver en caso de que lo nuevo no guste como lo anterior. Por ejemplo, aspectos que se pueden tornar rutinarios tales como el trabajo o la pareja, ¿te imaginas dejar un trabajo para salirte de tu zona de confort y que el “nuevo trabajo” no sea lo que esperabas? Mi pareja es empleado público y siempre decimos que es lo mejor y lo peor que te puede pasar, ¿pero quien deja un empleo público?
    De todas formas estoy totalmente alineada con lo que se propone en este artículo, a mi la rutina me mata, e intento «Siempre que puedo» hacer cosas nuevas.
    Otro aspecto importante a destacar es la variable económica, fundamental, muchas de las cosas que quisiéramos hacer, en ocasiones, no son gratis (y morimos en el intento.. o en el deseo).

    1. Carlos

      Eugenia,

      Antes que nada quiero pedirte disculpas por demorar en responder (Tú ya sabes las razones)

      Volviendo al tema de tu comentario, comprendo bien la situación que mencionas en él, y estoy de acuerdo 100% contigo.. Muchas veces nos quedamos paralizados en nuestra zona cómoda por miedo al cambio, en estos casos a mi me sirve preguntarme. ¿Qué es lo peor que puede pasar?

      Si eso que tanto temo es realmente «peligroso» para mi, y también me pregunto ¿Cuan probable es que suceda?

      Estas dos simples preguntas, me ayudan a ver la situación y decidir si prefiero quedarme comodamente donde estoy o ir por eso que deseo.

      Gracias por tomarte el tiempo de comentar el artículo.

      Un abrazo
      Carlos

  5. Rossana

    Muy bueno Carlos te felicito y voy a seguir tus consejos gracias

    1. Carlos

      Me alegra mucho que te haya gustado y te haya servido de inspiración para aplicar algo de lo que sale aquí.
      Espero que puedas llevar a la práctica estos pequeños pasos.

      Mantenme al tanto
      Un abrazo!

  6. Hola Carlos, de acuerdo contigo!

    Puede que la expresión “salir de la zona de confort” se haya usado en exceso casi hasta perder su poderoso mensaje, afortunadamente la has rescatado de la forma más limpia y directa, a mí me ha llegado 🙂

    Creo que el primer reto que enfrentamos es aceptar que efectivamente estamos en esa zona, y si alguno tiene dudas de estar ahí con tu check list quedará listo.

    Una estrategia que me funcionó muy bien (aunque pensé que moriría en el intento) fue entregar mis tarjetas de presentación mientras trotaba cerca de mi casa. Hice este ejercicio, recomendado por un profesional, porque me daba pánico entablar conversaciones con nuevas personas, le huía a esas cenas de amigos que quieren que uno encuentre a sus nuevos amigos, descubrí también que me daba miedo, literal, hablar con personas exitosas.

    Claro, esto fue un paso a paso supervisado, los primeros días intenté hacer contacto visual con otros seres humanos que también corrían, para mi sorpresa muchos bajaban la mirada. Según lo que me dijo el profesional con quien trabajaba, esto significa que esas personas tienen tanto miedo e inseguridad como yo.

    Después, cuando ya superé esa etapa, a las personas que me sostuvieran la mirada les ofrecí una sonrisa, simple. Nah, miento, casi no puedo, pero cuando lo logré vi que muchos respondían con otra sonrisa, y los que no, no pasaba nada!!! Cada quien con su vida, el mundo no se vino abajo por eso.

    La prueba de fuego, la entrega de la tarjeta! Debí parecer una loca, primero hacía el contacto visual, después lanzaba la sonrisa y si la persona me la devolvía yo me paraba y le entregaba mi tarjeta.

    No sé si sea extremo o no, pero era lo que yo necesitaba, salir de la zona de confort!

    Compartiré tus tips con todos los valientes que quieren salir de esta zona.

    Un abrazo!

    Rossana

    1. Carlos

      Rossana,

      En primer lugar te agradezco por pasarte por aquí, y dejarme ese hermoso comentario. Sinceramente me alegra mucho el día recibir comentario como el tuyo, gracias!!

      Me encanto tu historia, y me dio tremendas ganas de ponerla en práctica, primero tengo que hacerme una tarjetas bien bonitas jaja Ya te contaré como me fue 🙂

      Un abrazo desde Uruguay
      Carlos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.