Procrastinar ¿Hacer o No hacer?

Procrastinar, ¿Hacer o no hacer?
procrastinar-hacer-o-no-hacer

Si eres de las personas que posterga una tarea para realizar cualquier actividad intrascendente o agradable, este es tu lugar… y el de muchos.

Este post se trata del tema de procrastinar, o para ser más claro en dejar todo para última hora, algo para lo cual tengo un talento extraordinario.

Te digo más, he postergado la creación de este blog más de 6 meses y la creación de este artículo ya está atrasada una semana.

¿Qué es procrastinar?

En pocas palabras, procrastinar se refiere a aplazar o evitar la realización de una tareas o situaciones, postergando su realización para otro momento mejor. Sustituyéndolas por otras menos relevantes y placenteras.

Esto es aplicable a todas la actividades que realizas o deberías realizar, como hacer esa llamada, lavar los platos, o terminar ese proyecto que hace tiempo se encuentra inconcluso.

Procrastinar ¿Hacer o no hacer? Esa es la cuestión

Todo en este mundo tiene una parte positiva y una negativa.

Mientras que el hábito de posponer, puede aportarte algunos beneficios, no son comparables a los beneficios que te puede traer superar el hábito de postergar.

Superar la procrastinación puede hacer la vida más fácil y satisfactoria.

Algunas personas han convertido en arte el dejar las cosas para último momento. Tienen cientos de técnicas super elaboradas para no hacer las cosas que tendrían que estar haciendo en este momento. Te cuento la mía, “Trabajo mejor bajo presión”. ¡Tonterías!

Realmente no es así, y lo se por experiencia. Gracias a esa excusa que “trabajo mejor bajo presión”, he pasado varias madrugadas terminando un trabajo que debería entregar ese mismo día.

Incluso peor, he terminado deberes dentro de la clase escribiendo a lo loco mientras el profesor avanzaba en la lista hasta llegar a la letra de mi apellido.

Al final esos trabajos salían bastante bien, no debido a mi talento de trabajar mejor bajo presión sino que el trabajo no era tan malo si tomamos en cuenta que lo hice la última noche y a las corridas.

Grandes razones por la cuales procrastinamos

Miedo al fracaso y perfeccionismo, las personas que tienen miedo al fracaso evitan realizar tareas en las cuales no hay garantías de éxito.

Al ser muy perfeccionistas y no poder alcanzar las metas poco realistas que se imponen se sienten inadecuados.

No poder romper con la inercia, muchas veces es más difícil arrancar a hacerlo que realmente hacer la tarea para lo cual estuvimos pensando y meditando horas y horas.

El primer ejemplo que viene a mi cabeza es el de bañarse en invierno, a todos nos cuesta, pues hacer frío y el hecho de sacarse la ropa da un poco de pereza pero una vez bajo la ducha nos quedamos hasta que se acabe el agua caliente.

Por no saber resolverlas, muchos de nosotros esperamos a que venga la inspiración, a que las condiciones sean perfectas para hacer algo que hemos estado posponiendo.

Sin embargo, es mejor empezar a hacer la tarea sin estar inspirado, sin esperar a que tener todos los recursos que creemos necesarios para arrancar, es mucho más probable que llegue la inspiración mientras se hace algo que sin hacerlo.

El pintor Pablo Picasso afirmó: “La inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando”.

Por que te falta tiempo, siempre vamos a tener cientos de cosas por hacer, montones de pendientes y tareas por realizar. Es más, si sigues postergando esa tarea que tendrías que estar haciendo ahora, muy pronto pasará a formar parte de la lista de tareas pendientes.

Cuéntame, ¿que estás procrastinando?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.